¿Cómo apoya el departamento de Psicología en el desarrollo escolar?

El departamento de Psicología de una institución educativa, resulta fundamental para lograr un buen desarrollo académico, pues se

El departamento de Psicología de una institución educativa, resulta fundamental para lograr un buen desarrollo académico, pues se vuelve una herramienta útil tanto para los alumnos, como para padres de familia y el personal docente en todos sus niveles: psicomotriz, social, intelectual, cognitivo y emocional.

Un departamento de psicología puede realizar evaluaciones especializadas de diferentes dinámicas y situaciones dentro de la institución, así como proponer intervenciones o planes de acción para resolver las cuestiones detectadas en este análisis.

Aquí compartimos algunas de las formas en las que el área de psicología de una escuela, puede enriquecer el desarrollo académico de los alumnos, así como apoyar a los padres de familia y al personal docente en su labor educativa.

Con los alumnos:

1.- Evaluación psicológica con fines de diagnóstico y desarrollo de intervenciones clínicas o educativas para mejorar tanto su desempeño, como su salud emocional.

2.- Ayudar en el diseño de programas de orientación académica para detectar las habilidades e inclinaciones naturales de los alumnos, y orientar mejor las metodologías y sistemas ideales para que cada uno desarrolle su potencial al máximo.

3.- Ayudar en el diseño de programas preventivos de conductas que propician no solo fracaso escolar sino afectaciones emocionales.  Algunos ejemplos son:  el acoso escolar, el consumo de alcohol, etc.

Con el personal docente:

1.- Asesoramiento y apoyo en la detección y análisis de situaciones potencialmente problemáticas relacionadas con los alumnos, así como en el desarrollo de soluciones en forma de tutorías, técnicas de comunicación, dinámicas de grupo, etc.

2.- Orientación y apoyo a los maestros con relación a diferentes tipos de metodologías para estimular la inteligencia, las habilidades sociales, la creatividad, etc.

Con los padres:

1.- Brindar información y diagnósticos especializados sobre las evaluaciones hechas a sus hijos y, partiendo de ellos, asesorarlos para el manejo de las situaciones que puedan afectar el desarrollo académico de los alumnos.

2.- Ofrecer intervenciones terapéuticas con la familia para atender las problemáticas que puedan estar incidiendo en el desempeño de los alumnos, o sugerir posibles acciones que la familia puede emprender para ayudar a los hijos.

3.-Diseñar y llevar a cabo la “escuela para padres”, que brinda herramientas efectivas a los padres de familia para la detección de prevención y detección de riesgos y la formación de sus hijos en el mundo actual.

Por todo lo anterior, una institución educativa que no cuenta con un departamento psicopedagógico, no está preparada para brindar una atención efectiva e integral a la comunidad escolar.

Deja un comentario