Tercer grado es el más difícil de la primaria: ¿mito o realidad?

En su opinión, ¿cuál es el desarrollo cognitivo más importante de la vida académica de un individuo? La

En su opinión, ¿cuál es el desarrollo cognitivo más importante de la vida académica de un individuo? La respuesta es, sin lugar a dudas, la comprensión lectora, situación que ocurre mientras se cursa el tercer grado de la primaria, si las condiciones previas se trabajaron para tal fin.

Tercer grado es el año en que los estudiantes pasan de leer (decodificar palabras usando su conocimiento del alfabeto) a comprender sus lecturas para aprender.

Al llegar a esta edad, si el trabajo educativo previo de madurez neuronal cumplió sus objetivos, el reloj biológico del pensamiento en el niño se encuentra en el momento indicado para iniciar un proceso más complejo que el de unir letras y pronunciar palabras por el reconocimiento de sus sonidos. Este complejo proceso donde, a diferencia del anterior, discurren las ideas y conceptos se llama comprensión.

A partir de este momento los libros retarán la inteligencia de los niños porque sus contenidos pasan de lo concreto a lo abstracto.

Aquellos que no han dado este salto comienzan a quedarse atrás y para la mayoría de ellos la brecha seguirá creciendo en la medida que los cursos avanzan. Entonces, la comprensión lectora del tercer grado constituye una transición crítica, un “punto pivote”, en palabras de Donald J. Hernández, profesor de sociología en CUNY-Hunter College.

Un estudio que Hernández realizó, publicado el año pasado por la Fundación Annie E. Casey, encontró que los estudiantes de tercer grado que carecen de competencias en lectura de comprensión tienen cuatro veces más probabilidades de fracasar en la escuela secundaria.

De esta manera puede establecerse un círculo vicioso: las tareas escolares requieren cada vez más conocimiento previo y familiaridad con los conceptos que manejan los libros de texto como son términos literarios, abstractos y técnicos, competencias que se adquieren a través de la lectura de comprensión. Así mismo las clases de ciencias, historia e incluso matemáticas confían cada vez más en el análisis textual, de modo que los estudiantes, sin esta habilidad, también comienzan a quedarse atrás en estas materias.

Reconociendo la importancia de esta coyuntura, algunos países han tomado una línea dura: en los Estados Unidos, por ejemplo, los estudiantes de tercer grado que no poseen esta habilidad para comprender textos no son promovidos al cuarto grado. Las leyes de “retención obligatoria” ya aplican en Arizona, Florida, Indiana y Oklahoma y ​​se están considerando en Colorado, Iowa, Nuevo México y Tennessee.

Podemos concluir entonces, que el tercer grado no necesariamente es el más difícil de la primaria, pero si un año crucial en el desarrollo escolar de los estudiantes. Lo que si debemos asumir es que la escuela que elijamos para nuestros hijos, debe contar con un programa educativo en donde padres y escuela colaboren para lograr en los chicos el desarrollo madurativo y de pensamiento desde antes de llegar a tercero y evitar así, problemas de rezago académico.

Deja un comentario