Dado que el uso de Internet cada vez empieza a edades más tempranas, es vital que tanto profesores como padres de familia, enseñemos a los usuarios más jóvenes de casa los riesgos del internet, además de cómo utilizar la web con responsabilidad y proteger su identidad digital.