Desde muy pequeños, los niños hacen preguntas sobre su cuerpo y sus diferencias con el otro sexo. Es una curiosidad natural que es parte de su desarrollo. Entre los siete y los diez años también es común que los niños traten de comprender cómo llegaron al vientre de su madre y cómo salieron. Sus preguntas pueden incluir cosas que han visto o escuchado en la televisión o películas, pláticas entre familia o situaciones que están experimentando. Como en otros aspectos de su educación, lo más importante es responder las preguntas de los niños sobre la sexualidad.