Método genial para estudiar

Un método genial para estudiar

Por: Gabriel Coronado Estrada


Si eres estudiante, te enfrentaras a la necesidad de estudiar de la forma más eficiente posible. Aquí encontraras un método para estudiar mejor. No solo mejorarás tus calificaciones; también entenderás mejor y recordarás los temas.


Antes que otra cosa

Si solamente te hicieras el hábito de repasar cada día tus lecciones, llegando el momento del examen estarías mucho mejor preparado. La costumbre de tomar apuntes en clase en un cuaderno y después pasarlos en limpio en otro, es de lo más simple y efectivo que hay. No hay magia en esto; es pura disciplina.


Pero se puede estudiar mejor siguiendo el Método del Dr. Thomas F. Stanton, llamado “Método PQRST” por sus siglas en inglés, que te comparto a continuación.


El método PQRST


P (Preview)

En español, hacer una revisión previa. Toma el texto que habrás de estudiar y revísalo “a ojo de pájaro”, es decir, lee un párrafo por aquí y otro por allá, pasando las páginas rápidamente. La idea es revisar todo el texto desde un principio. La ventaja de hacer esto es que te aseguras de tener una visión general del contenido.


Q (Question)

Hacerte preguntas. Deja a un lado el texto, y formúlate preguntas. “¿De qué trata este texto?” “¿Cuáles son los temas centrales?” “¿Cuáles datos son los más importantes?” “¿Qué conclusión puedo sacar de esto?” No es necesario escribirlas, pero si tienes tiempo sería de gran utilidad; cuando escribimos, hacemos funcionar más áreas del cerebro.


R (Read)

Lee el texto. Ahora sí, lee el texto completamente y con cuidado. Mientras vayas leyendo, ve contestando las preguntas que te formulaste en el paso anterior. Hay quienes subrayan o marcan el texto.[1]  Hay quienes prefieren ir tomando notas (personalmente, yo prefiero esto último, pues, aunque toma más tiempo, así voy creando un texto personal alterno, pero esto es cuestión de preferencia personal). Se trata de establecer un diálogo contigo mismo mientras vas leyendo.


S (Summarize)

Hacer un resumen. Después de leer el texto, haz un resumen de lo que acabas de leer. Puedes hacerlo en voz alta.  Trata de explicarte la lección a ti mismo. Puedes hacerlo en voz alta o baja o bien, de forma escrita. La idea es que compruebes que has entendido todo el texto.


Ahora bien, si este es muy largo, ve haciendo estos resúmenes por partes. Pero no pases a la siguiente etapa hasta no haberte asegurado de entenderlo. Si esto no es así, vuelve a leer. Cuando estudiamos de manera tradicional, a menudo terminamos por leer en “modo de piloto automático”, por decirlo así. ¿No te ha pasado que lees páginas completas y después, cuando quieres recordar lo que leíste te quedas pasmado, mirando al infinito? ¡Nos distraemos muy fácilmente!


Pero si tienes en mente la idea de que en cuanto termines de leer deberás hacer un resumen, es más probable que te concentres en la lectura. Ya mencioné que a veces el texto es muy largo y que conviene hacer resúmenes por etapas. Pero una vez que termines, has un resumen general de todo. Por cierto, si tienes alguien que te ayude a estudiar, sería genial que pudieras decirle la lección en este punto. El reto de hacernos entender ante otra persona ayuda mucho a ordenar las ideas y a concentrarnos.[2]


Test (Examen)

Finalmente, elabora un examen de lo que has estudiado, como si tu fueras el maestro de la materia. Este recurso es sencillamente genial. Cuando te pones a la tarea de diseñar un examen, necesitas hacer una revisión general de todo. Con esto repasarás el texto; pero, además, vas a notar que necesitas encontrar los puntos centrales. Con esto reforzarás todo lo estudiado y estarás de lo mejor preparado.



Consideraciones


  1. Aunque a primera vista este método parece complicado, lo cierto es que es mucho más efectivo que estudiar de la manera tradicional. Si lo aplicas, vas a notar que aprovecharás mejor tu tiempo. No sólo terminarás más rápido, si no que aprenderás y entenderás mucho mejor.
  2. En la actualidad, muchos alumnos leen directamente de una pantalla y no de un libro. La verdad es que es mucho mejor imprimir el texto para poder revisarlo rápidamente, subrayarlo, hacer anotaciones al margen, etcétera.
  3. Este método no es totalmente aplicable a materias como Física, Matemáticas, Química etcétera. Aun así, siempre se puede usar el recurso de elaborar un examen.
  4. Esta técnica también sirve para hacer una exposición, dar una conferencia, una charla, una homilía, etcétera. No sólo es para estudiantes escolares.


Las personas que aplican este método han mejorado su aprendizaje de forma impresionante. Es cierto que llegan mucho mejor preparadas a los exámenes, pero también han notado que lo aprendido realmente permanece con ellas. “Antes lo que estudiaba se me olvidaba unos días después de presentar el examen; desde que apliqué el método, me di cuenta de que me sigo acordando de casi todo después de años” me dicen.


Pruébalo. ¡Sí funciona!


[1] Esto de subrayar libros a mucha gente no le gusta, podría tratarse de un libro de una biblioteca. Si fuese el caso, toma notas en un cuaderno, o bien, saca fotocopias del texto.

[2] Hay quienes le dan la lección a su perro, lo cual no está del todo mal si no hay otra alternativa. Pero 1) Los perros no suelen entender lo que uno les dice y 2) Hay que tener cuidado con comportamientos extraño. Hay gente que de tanto convivir con su perro, termina por jurar que es el único que les entiende, o cosas perores. Supe por ejemplo de una persona que aseguraba que podía hablar telepáticamente con su mascota; aparentemente el perro era tan inteligente que entendía tratados de filosofía y hasta sabía reparar transmisiones automáticas.


Comparte este post si te gustó 


Categoría

Posts recientes

Ninguna persona se resiste a sentirse amada, y quienes desarrollan la labor educativa desde esta convicción saben que a los jóvenes hay que quererlos como son, deseando que sean mejores, pero sin esperar a que lo sean para quererlos.

Hablar de intimidad es hacer referencia a la construcción que hacen los adolescentes de un espacio propio, y que es inédito en otros momentos de la vida. Dicho espacio es el resultado de un trabajo psíquico importante y complejo.

La escuela y todos los actores de la educación no volverán a ser los mismos. Ojalá no olvidemos todo el aprendizaje y que de esta adversidad salgamos fortalecidos y enriquecidos. 

logo