Vanguardia Educativa

Una disciplina para hoy

Una disciplina para hoy

La sociedad marca el rumbo de nuestras nuevas necesidades: lo que en tiempos de los abuelos era moderno, el día de hoy se ha vuelto obsoleto; la tecnología, la globalización, los medios de comunicación requieren que las personas también nos transformemos. 

 

En los colegios se necesitan proyectos innovadores en materia de enseñanza-aprendizaje y nuevas formas de relación entre maestro y estudiante, siempre atendiendo a las nuevas necesidades que las generaciones de hoy día demandan.

 

Disciplina y conducta

 

No hay tema más complejo en educación que el de la disciplina: nuestros abuelos y padres tenía bien diferenciado el papel de los adultos y los niños en la sociedad. 

 

El adulto regulaba la conducta de los niños, y los niños tenían muy claro cuando “No” era realmente “No”; el papel de los menores era limitado y se pensaba que no tenían criterio para pensar y opinar como “adultos”. 

 

En la escuela el papel del profesor era bastante rígido: lo que él decía era verdad absoluta. Así es como los niños de nuestra generación crecimos y nos formamos; los resultados no han sido tan malos —la mayoría de nosotros, como generación, somos mujeres y hombres de bien— pero llega el momento de cambiar el enfoque disciplinario.

 

Los tiempos han cambiado y las pautas para la formación del ser humano hoy tienen otro sentido.

 

La hoy la llamada “disciplina inteligente”  tiene como objetivo transformar la experiencia del estudiante en un saber y desembocar en un comportamiento, que más que aceptado o no por la sociedad, sea bueno para él mismo y para las personas que lo rodean.

 

Es así como el “buen comportamiento” debe ser comprendido y ejecutado, como parte de un entorno en el que todos necesitamos de todos, y que mis pensamientos, acciones y palabras pueden afectar o beneficiar a otros. 

 

Al mantener esta “circularidad” en las relaciones el principal afectado o beneficiado es el individuo mismo, ya que a partir de estas acciones se tendrán consecuencias positivas o negativas en la vida.

 

Es por lo anterior que nuestra sociedad necesita escuelas que entiendan que lo que antes funcionaba, ahora es poco útil y no ayuda en la formación de los individuos. Se requiere siempre tener como eje los valores y el respeto al ser humano. Los castigos, las descalificaciones, la exposición, la humillación, etc., solo conducen a una baja autoestima y acumulación de enojo en el chico, situación que eventualmente desembocará en conductas más agresivas y rebeldes. Por supuesto, es fundamental que en casa se sigan los mismos preceptos para que los chicos tomen verdadera consciencia de las consecuencias de sus actos y lograr así la “autorregulación”.

Comparte con alguien a quien creas que le será útil. ¡Juntos podemos difundir conocimiento!


Categoría

Posts recientes

En el primer episodio del podcast de Pinion Education, nos sumerge en una reflexión crucial sobre la educación contemporánea junto a Toni Solano, catedrático renombrado, director y autor del visionario libro “Aula o jaula”.

Hace poco, experimenté una situación que nunca imaginé me afectaría tanto: mi cuenta de Facebook fue “hackeada”. En un abrir y cerrar de ojos, una parte de mi identidad digital se desvaneció. Mis fotos y memorias de los últimos 20 años desaparecieron en un instante...

Descubre las ocho poderosas inteligencias identificadas por Howard Gardner: lingüística, lógico-matemática, espacial, musical, corporal-kinestésica, interpersonal, intrapersonal y naturalista. Cada una abre un universo de posibilidades en los niños para aprender y crecer de manera única.