Vivir feliz

Vivir feliz


La búsqueda de la felicidad, que es un deseo vehemente y fundamental del ser humano, ha sido comúnmente confundida con el tener bienestar, éxito, placer, etc., cuando en realidad es mucho más que esto. La felicidad es un estado más o menos permanente de grata satisfacción espiritual y física.


Dicho de otro modo, no se trata de un estado pasajero de alegría, euforia o placer, sino más bien de la sensación interna de bienestar, paz y armonía.


Desde la perspectiva de la Psicología Positiva, la felicidad no es una sola cosa, sino un constructo que comprende varios elementos: el aspecto sensorial y emocional que incluye las experiencias placenteras, la alegría y las emociones positivas; el componente cognitivo, que se refiere a cómo evaluamos nuestra vida y qué tan satisfechos estamos con ella; y el sentido de vida, el sentir que nuestra vida tiene propósito y vale la pena.


No se refiere a la ausencia de problemas y malestares sino como decía Viktor Frankl:

familia feliz abrazados

 Lo que necesitamos no es vivir sin tensiones, sino la fortaleza para alcanzar las metas situadas al otro lado de ellas. Lo que necesitamos no es librarnos de las dificultades a toda costa, sino encontrar un significado propio a la vida que nos merezca la pena .

A continuación, algunas de las cualidades que caracterizan a las personas felices:

 

  1. Las personas sumamente felices tienen buenas relaciones con los demás. Se sienten a gusto con ellas mismas y son más abiertas a relaciones respetuosas, tolerantes, empáticas, etc.
  2. Tienen mejor y más energía para trabajar pues encuentran en sí mismos la motivación para hacerlo.
  3. Están en general más motivadas al servicio y a hacer buenas obras. El amor que tienen en sus vidas los mueve interiormente a compartirlo sobre todo con aquellos que ven que sufren.
  4. No dan las cosas “por sentadas”, se muestran agradecidos por cada cosa buena que se les presenta en la vida.
  5. Aprenden del fracaso y encuentran en la adversidad grandes oportunidades de crecimiento. Una persona feliz acepta el error, fracaso o adversidad como parte natural de la vida y también como una experiencia que si manejan de manera adecuada, está unida al éxito y crecimiento personal.
  6. Es una persona que mide su éxito no por la ausencia de fracaso sino más bien en la medida en que ha logrado aprender de sus fracasos y levantarse nuevamente de la adversidad, lo cual hace sea cada vez más seguro y confiado y por ende, feliz.
  7. Muestran en general una actitud positiva, enfocando su atención a lo bueno que tienen en lugar de a lo que hace falta.
  8. La persona feliz no hace que su felicidad dependa de las circunstancias favorables, sino que entiende que más bien, depende de la manera en que interprete lo malo que le sucede y presta más atención a las lecciones que estas experiencias puedan enseñarle.
  9. Son personas que tienen la habilidad de trasformar un contratiempo en una oportunidad y van por la vida con aire de optimismo buscando en todo lo malo que les sucede, alguna cuestión positiva.

 

 

Según Tal Ben Shahar, en su libro de Practicar la felicidad”, para lograr ese estado de satisfacción interna, hay que ejercitar una serie de acciones para que se vuelvan parte de nuestras vidas y nos permitan desarrollarnos como seres más plenos y armónicos en todas nuestras áreas.

 

No se trata de soluciones mágicas ni rápidas, sino más bien, de la práctica constante de aquello que unido a nuestras creencias e ideologías profundas, nos dará como resultado la felicidad.

 

Theresia Pfennich

Directora de Colegio Copán

y CEO de Menara Community

 

Comparte este post si te gustó 


Categoría

Posts recientes

El aprendizaje mediante la práctica o "aprender haciendo" es el proceso de adquirir destrezas y habilidades a través de la experiencia directa. Se logra mediante la “recreación”, a través de simulaciones de situaciones reales donde los estudiantes aplican los conocimientos. 

La pandemia que vivimos, los problemas sociales y económicos, la corrupción, la violencia y la destrucción que hemos hecho en nuestro planeta nos muestra la urgencia de transformar la educación y fomentar modelos educativos que generan mejores seres humanos.

“Tiene una enfermedad sin cura, tendrá que hacerse a la idea de que esto la acompañará el resto de su vida.” Las palabras del médico eran opacadas por mis pensamientos, los cuales resonaban mucho más fuerte que su voz...

logo