Tiempos de Oscuridad

Tiempos de Oscuridad

La luz de la Esperanza en medio de la tormenta

Mtra. Theresia Pfennich

 

Estaba hoy leyendo el periódico y de pronto me invadió una sensación de miedo seguida de la pregunta: ¿No será que estamos ya viviendo el final de los tiempos? Y es que vivimos en una época en la que el mundo parece estar sumido en una profunda oscuridad. Conflictos armados, desastres naturales, enfermedades, daño climático, inseguridad y violencia son solo algunas de las sombras que se ciernen sobre nosotros. En México y en tantas partes del mundo, los retos parecen abrumadores, y la sensación de desesperanza puede nublar nuestros corazones.

 

Sin embargo, en medio de esta tormenta, es fundamental recordar que la esperanza es el recurso que dará luz en la oscuridad. Es normal sentirse ansioso o estresado ante situaciones que parecen fuera de nuestro control. Sin embargo, hay muchas razones para tener esperanza y optimismo sobre el futuro.

 

En primer lugar, aunque hay conflictos armados en algunas partes del mundo, como la guerra entre Ucrania y Rusia, Palestina e Israel y otras más, también hay esfuerzos por la paz y la diplomacia. Por ejemplo, recientemente se celebró una cumbre entre los líderes de Estados Unidos y Rusia para discutir temas de seguridad y cooperación. También se ha reanudado el diálogo entre Irán y las potencias mundiales sobre el acuerdo nuclear. Además, hay organizaciones internacionales como la ONU, la OTAN y la Unión Europea que trabajan para prevenir y resolver los conflictos, proteger los derechos humanos y promover el desarrollo sostenible.

 

En segundo lugar, aunque hay enfermedades como la reciente pandemia de COVID-19, también hay avances médicos y científicos que nos ayudan a combatirlas. Por ejemplo, se han desarrollado vacunas eficaces y seguras contra el COVID-19 en tiempo récord, lo que ha permitido reducir las muertes y los contagios en muchos países. También se han descubierto nuevos tratamientos y terapias para otras enfermedades como el cáncer, el alzhéimer y el VIH. Además, hay iniciativas globales como la Organización Mundial de la Salud y la Alianza GAVI que trabajan para mejorar el acceso a la salud y la prevención de las enfermedades.

 

En tercer lugar, aunque hay desastres naturales catastróficos como la erupción volcánica de La Palma, terremotos extremos en Marruecos, Siria y Turquía, huracanes devastadores como Otis en Acapulco, también hay acciones humanitarias y ambientales que nos ayudan a mitigarlos. Por ejemplo, se han creado sistemas de alerta temprana y planes de emergencia para reducir los riesgos y los daños de los desastres. También se han movilizado recursos y voluntarios para apoyar a las víctimas y a las comunidades afectadas. Además, hay movimientos sociales y políticos que exigen medidas urgentes contra el cambio climático y la protección del medio ambiente.

 

Como puedes ver, el mundo no está tan mal como a veces parece. Hay muchos desafíos, pero también muchas oportunidades y soluciones. Lo importante es no dejarse llevar por el miedo o la desesperación, sino buscar fuentes fiables de información, mantener una actitud positiva y participar activamente en la construcción de un mundo mejor.

 

Si te sientes abrumado por el estrés o la ansiedad, puedes recurrir a algunas técnicas comprobadas para aliviarlos, como la meditación de atención plena, el ejercicio físico o crear un círculo de confianza con quienes poder hablar del tema. También puedes buscar ayuda profesional si lo necesitas.

 

El ser humano es capaz de crecer ante las adversidades, superarlas y emerger más fuerte si tiene la capacidad de visualizar un futuro lleno de luz y bienestar. En cada rincón del planeta, hay personas que luchan contra la adversidad, que se alzan ante la oscuridad y construyen un camino hacia la luz. En estos momentos, más que nunca, debemos unirnos en pensamientos positivos, en amor, comprensión y luz.

 

No podemos permitir que el ánimo decaiga, pues lo peor que le puede suceder a un ser humano es perder de vista el horizonte. Viktor Frankl, quien sobrevivió a tres años en campos de concentración, sabía que incluso en las peores adversidades, el ser humano puede encontrar un camino hacia su propio crecimiento. El secreto radica en ver el "para qué" de las cosas, en darles sentido y propósito.

 

Es momento también de extendernos hacia los demás, ofrecer nuestra mano y nuestro corazón a aquellos que nos necesitan. La construcción de un mundo mejor comienza en nuestros hogares y se expande a nuestras comunidades y más allá.

 

Recordemos hoy más que nunca que la esperanza es una fuerza poderosa que nos impulsa a seguir adelante y a superar los obstáculos. La esperanza es lo que nos hace soñar con un futuro mejor y trabajar para hacerlo realidad. La esperanza es lo que nos une y nos hace más fuertes. La esperanza es el camino en estos momentos de oscuridad y como dijo Anne Frank, "Piensa en toda la belleza que aún queda a tu alrededor y sé feliz".

Comparte con alguien a quien creas que le será útil. ¡Juntos podemos difundir conocimiento!


Categoría

Posts recientes

En el primer episodio del podcast de Pinion Education, nos sumerge en una reflexión crucial sobre la educación contemporánea junto a Toni Solano, catedrático renombrado, director y autor del visionario libro “Aula o jaula”.

Hace poco, experimenté una situación que nunca imaginé me afectaría tanto: mi cuenta de Facebook fue “hackeada”. En un abrir y cerrar de ojos, una parte de mi identidad digital se desvaneció. Mis fotos y memorias de los últimos 20 años desaparecieron en un instante...

Descubre las ocho poderosas inteligencias identificadas por Howard Gardner: lingüística, lógico-matemática, espacial, musical, corporal-kinestésica, interpersonal, intrapersonal y naturalista. Cada una abre un universo de posibilidades en los niños para aprender y crecer de manera única.